Visítanos en FACEBOOK
 
Últimas Noticias
 
LA COLONIA DE GARCETAS COMUNES
16/08/2014


Ilustración: Encarna González "niño".

La garceta común Egretta garzetta es un ave esbelta y elegante. Es una zancuda blanca, de mediano tamaño. Su cuello es largo y sus  patas son largas y negras, pero con los pies amarillos muy llamativos.

Debido a la belleza de sus plumas, en el siglo XIX fueron muy perseguidas y destruidas sus colonias, ya que estaba de moda colocar en los sombreros de las señoras los penachos de la nuca y las plumas del dorso.

La garzota (nombre en gallego), es un ave asociada al agua, ya sea dulce o salada, por eso donde haya aguas someras y tranquilas, es posible ver estos ardeidos.

En O Grove es abundante en invierno ya que recibe aportes de aves norteñas, llegando a contabilizarse cerca de los 300 ejemplares. Donde más abunda es en su ensenada (Complexo Intermareal Umia-O Grove), principalmente al  SE de la misma,  en la desembocadura del río Umia  y al S de la isla de A Toxa.

En verano aunque baja su número, siempre se pueden observar garcetas.

Cuando busca alimento, es un ave muy inquieta y suele remover nerviosamente el agua con las patas para descubrir sus presas. Aquí principalmente se alimenta de pequeños peces, pero también puede capturar  invertebrados, y a menudo lo hace en grupos reducidos.

Se diferencia de las otras garzas presentes en la zona, como la garza real (Ardea cinerea), en que esta es gris por encima y más grande, y difiere de la escasa garceta grande (Egretta alba), que también es toda blanca, por tener mayor tamaño y el cuello más largo, además tiene los pies negros y un comportamiento más cauto.

Pero lo extraordinario de las garcetas comunes de O Grove es que nidifican en nuestro concello, siendo la única colonia de garceta común de toda Galicia.

Esta colonia se asentó en junio de 2009, y este año también han  nidificado.

El nido de las garcetas comunes se sitúa en arbustos,  árboles o vegetación palustre. En O Grove los sitúan concretamente en un hábitat de matorral de tojo, sauce y a ras del suelo. Su época reproductora va desde fines de mayo a la segunda quincena de junio, prolongando su presencia hasta principios de septiembre. Es una especie colonial que puede sumar cientos de nidos, pero en esta colonia el número de parejas asentadas es reducido. La incubación y la alimentación de los pollos corre a cargo de ambos progenitores y las pequeñas garcetas completan su desarrollo al cabo de 40-45 días.

Aunque la población de garcetas comunes de O Grove se considera estable, el éxito de este asentamiento, único en la comunidad gallega, está sujeto a una serie de amenazas que dificultan su reproducción, entre ellas la posible predación de pollos por parte de depredadores naturales y las molestias humanas.

 
Añadir a: Yahoo Añadir a: Google Añadir a: Facebook Añadir a: Twitter
Castellano
Galego
English