Visítanos en FACEBOOK
 
Últimas Noticias
 
Noticias
MINGOS, EL FLAMENCO DE LA ENSENADA
16/04/2016

Flamenco común (Phoenicopteros roseus). Ilustración de Encarna González "niño".

Durante todo el invierno y hasta hoy permanece en la ensenada do Bao, O Grove, un ejemplar juvenil de flamenco común (Phoenicopteros roseus).

El flamenco es una de las aves más esbeltas y elegantes, y en él todas son curiosidades.

Lo que más llama la atención de la anatomía de los flamencos adultos es el color salmón o rosado. Es un espectáculo inolvidable contemplar las bandadas de flamencos volando y formando una nube escarla.

De ahí viene el conocido mito del Ave Fénix. Ya los egipcios consideraban al flamenco como un animal fabuloso capaz de arder cada día para resurgir al siguiente de sus propias cenizas, mito que tuvo continuidad en la antigua Grecia donde fue denominado Phoenicopterus, palabra que fue adoptada más tarde por los zoólogos para designarlos.


Otra curiosidad es su nombre vulgar, ya sea gallego, castellano, catalán, vasco, francés, italiano, portugués o inglés, todos llevan el calificativo flamenco, que le viene de su costumbre de “zapatear” en el agua.

Los flamencos son aves muy altas, que pueden llegar a medir hasta un metro y medio. Su patas y cuello larguísimos les capacitan para explotar las zonas profundas de las lagunas, donde no pueden hacerles competencia otras aves como las limícolas.

Otro rasgo sorprendente es su extraño pico, con una pronunciada curvatura hacia abajo perfectamente adaptado para hurgar en el barro y dotado de unas laminillas internas para retener las sustancias alimenticias al filtrar el agua. Para alimentarse colocan su cabeza entre las patas y remueven con estas “zapateando” el fondo, con objeto de que la materia orgánica en suspensión entre en su pico, mientras que el agua es expulsada con la lengua. Los flamencos se alimentan de la materia orgánica del limo: pequeños moluscos, crustáceos, larvas, insectos y algas. Cabe destacar que los tonos rojizos que caracterizan su plumaje, que tienen una importancia fundamental durante el período reproductor, proceden de pigmentos carotinoides que se encuentran en algunos de los microorganismos que componen su dieta.

Los pies están unidos por una membrana que les impide hundirse en el cieno pero que les permite nadar con destreza.


Su distribución en la Península Ibérica está asociada a humedales de grandes extensiones y de aguas poco profundas, salinas o salobres —ya sean costeros o del interior— del litoral mediterráneo (incluidas las Baleares), Andalucía y Castilla-La Mancha.

Destaca la laguna malagueña de Fuente de Piedra, donde se asienta la principal colonia de cría de España y una de las más
importantes de todo el Mediterráneo,
acogiendo más de la mitad de las parejas reproductoras del país.


Si su reparto en España se limita a Andalucia, Catilla La Mancha y Litoral mediterráneo, ¿que hace un flamenco en en la ensenada de O Bao, dentro de la Reserva Ornitolóxica de O Grove?

Pues tras el periodo de reproducción de los flamencos, gran parte de los individuos jóvenes se dispersan por distintos humedales ibéricos, pero algunos se alejan de su área de distribución, llegando incluso a nuestra comunidad.

Este flamenco no ha sido el único ejemplar en llegar a Galicia, ya que a finales del verano de 2015 se vieron otros tres individuos juveniles repartidos por nuestros humedales costeros. Estos han estado poco tiempo aquí, solo “Mingos”, nombre que le han puesto los ornitólogos, permanece con nosotros desde el 29 de agosto.

Para alimentarse, Mingos, que todavía tiene colores pardo-grisáceos propios de su joven edad, suele frecuentar la marisma de O Bao, entre Tourís y os Leiros y cuando la marea sube se va a descansar a estos islotes, asociándose a los bandos de espátulas

A día de hoy todavía podemos disfrutar del flamenco ya que sigue en la ensenada de O Bao. Ahora sólo deseamos que esta ave tan peculiar y que nos ha deleitado durante tantos meses, encuentre su destino.

 
LOS CANTOS DE LAS AVES
01/04/2016

Jilguero. Ilustración de Encarna González "niño".

Las aves son fascinantes. Admiramos su capacidad para volar, su gran variedad, su belleza, su comportamiento e incluso anhelamos su libertad.

Pero hay un aspecto de las aves, precioso y único: su canto.

El canto de las aves además de aportarnos gran placer, nos transmiten muchas emociones. Emociones como la alegría, la melancolía, la libertad, la ternura, el misterio, la esperanza, la soledad, la armonía, la nostalgia de algo perdido, la felicidad etc. Y es ahora el momento idóneo para sentir estas emociones.

Es ahora en primavera la mejor fecha para reconocer y disfrutar de los canturreos de las aves, ya que en esta época las aves comienzan a buscar pareja, y para atraerla además de exhibir un plumaje más llamativo o hacer vuelos de cortejo, utilizan el canto, que les vale también para marcar su territorio.

Para comenzar a reconocer estas melodías, es recomendable hacerlo con aquellas aves que conviven con nosotros en parques, huertas o jardines del municipio de O Grove.

Veamos algunos ejemplos de cantos de aves urbanas:

-¿Quién no conoce la algarabía ruidosa que forman los gorriones? Elegido este 2016 Ave del Año por la SEO.

-El mirlo es el más madrugador, ya que comienza a cantar al amanecer y su canción aflautada, es rica y muy armoniosa.

-El trino del petirrojo es musical y melódico pero tiene un toque melancólico, por eso también canta en otoño.

-Los carboneros comunes dicen: “chichipán, chichipán, chichipán”.

-¿Quiénes fríen huevos en las copas de los árboles?: los verdecillos.

-Las tórtolas turcas son incansables con su: “tutuu tú, tutuu tú”.

-Los córvidos como cornejas y urracas emiten graznidos roncos y poco melodiosos, pero tienen un halo de misterio.

-Explosivo y potente es el trino del ave más diminuta: el chochín.

-Los vencejos dan vida a pueblos y ciudades con su chillido alegre entre calles y plazas: “cirrííí, cirríí”.

Reconocer los cantos de las aves de campo nos ayuda además a identificar a aquellas que son más esquivas, tienen un plumaje más críptico o se mueven por zonas más frondosas como Mexilloeira, Siradella, San Vicente de O Grove, pinares de A Toxa…

Estas son algunas melodías de aves campestres.

-La tórtola común nos adormece con su relajante arrullo: “turrrrr turrrrr turrrrr”.

-El parloteo suave y alegre de las golondrinas se puede escuchar en las aldeítas de O Grove, tanto posadas en un cable o antena como en vuelo.

-El cuco tienen un canto familiar pero extraño y solitario: “cu cú, cu cú, cu cú”.

-¡Qué bonito y cantarín es el jilguero que nos deleita con su trino agradable!

-El zorzal común también tiene un canto atractivo y claro como el del mirlo, pero como canta desde las arboledas, cada estrofa la repite varias veces.

-En zonas húmedas como riachuelos, lagunas o carrizales, el cetia ruiseñor no nos quiere y dice: “Oye tú, veté, veté, veté”.

-La curruca capirotada emite un torrente de notas cristalinas y glaucas. ¡Claro, se mueve por zonas frescas y espesas!

-La amarilla oropéndola al venir del África subsahariana siempre tiene motivos para quejarse: “tengo frío”.

-La abubilla, bubela: bububu bú, bububu bú.

-No es un ave cantora, es un ave rapaz: el busardo ratonero parece un gato que maulla en el cielo.

…y así, cantos hasta el infinito.

Por suerte hoy en día los Smartphone y tablets pueden facilitar las cosas al aficionado a las aves. Ya podemos llevar los cantos en el móvil para consultarlos donde haga falta.

Una aplicación interesante y gratuita para móviles es “Aves de España” de SEO/BirlLife. Aporta una ficha completa de todas las especies ibéricas, además de fotos, vídeos y por su puesto cantos de cada una de ellas.

Es primavera, ya podemos dejarnos llevar por el encanto de las aves y los paisajes sonoros.

 
FIO
17/03/2016

Durante los días 11, 12 y 13 de Marzo una nueva edición de la FIO (Feria Internacional de Turismo Ornitológico), ha abierto sus puertas en el Parque Natural de Monfragüe, Extremadura.

Esta feria de ornitología considerada la más importante del sur de Europa en esta temática y la decana de las ferias en España ha concentrado a casi un centenar de expositores y otra vez ha congregado a unos16.000 visitantes.


A este evento han asistido tanto profesionales del sector (óptica, cámaras fotográficas, publicaciones y demás material de naturaleza), como empresas especializadas en turismo ornitológico, instituciones públicas, grupos ambientalistas etc.

Durante la feria, ornitólogos profesionales y aficionados, niños y adultos han podido disfrutar de conferencias, talleres de fotografía, concursos, jornadas de anillamiento, visitas guiadas al Parque Natural de Monfragüe y una gran variedad de actividades infantiles.

Un año más el Concello de O Grove no quiso dejar de estar presente y de aportar su participación y fomento del destino turístico de ornitología en Galicia, apostando por un modelo sostible de ecoturismo, principalmente ahora que se ha creado la Reserva Ornitolóxica de O Grove.


Este año los turoperadores de la Feria no solamente buscaban un producto especifico de turismo ornitológico, sino un destino global que combinase naturaleza, gastronomia y cultura, tan presentes en nuestro municipio y que cada año elijen gran cantidad de personas que vienen a gozar de un espectáculo como el que ofrece este lugar.

Con un estand con diversidad de productos promocionales de la Reserva como folletos, posters, camisetas… se ha informado a unas 2000 personas no sólo de su popular oferta gastronómica y cultural sino también de sus importantes valores naturales y ornitológicos que convierten a O Grove en uno de los lugares más idóneos para practicar birdwatching, la observación de aves.


 

 
EL OBSERVADOR DE AVES Y SU EQUIPO
02/03/2016

La observación de aves es una actividad muy placentera y que cada día cuenta con más adeptos.

A diferencia de otras aficiones, observar aves puede realizarse con una escasa inversión en medios. La mejor herramienta para el observador de aves es la paciencia, pero la paciencia hay que ayudarla con un pequeño equipo para que la salida al campo sea provechosa.

El utensilio básico y principal del observador de aves son los prismáticos, sobre todo si las observaciones se van a realizar con un paseo a lo largo de un sendero (como puede ser el que transcurre por el entorno de Mexilloeira y laguna de A Bodeira). Unos prismáticos pequeños y luminosos son los más recomendables, como los de 8x30, 8x42 o 10x42.



Si en la jornada de campo vamos a identificar aves a larga distancia y en un punto fijo de observación, lo que suele ser común para aves acuáticas, (como las que se observan desde los observatorios ornitológicos que hay entorno al Complexo intermareal Imia-O Grove), o aves marinas (como las que se ven desde el observatorio de A Pantoeira en la bahía de A Lanzada), entonces el uso de prismáticos debe completarse con un telescopio. El telescopio puede multiplicar por seis el alcance de los prismáticos, lo que transforma por completo la experiencia del observador, pero suelen ser instrumentos caros, que además necesitan ir acoplados a un buen trípode y por lo tanto el peso puede superar los cinco o seis kilos.

Otro utensilio imprescindible para progresar en el conocimiento de las aves son las guías de identificación. Las guías de aves deben cubrir la totalidad de las especies que podemos ver habitualmente en un territorio. Las mejores guías son las que muestran dibujos de aves y no fotografías, ya que con las ilustraciones se pueden mostrar los rasgos de cada especie de forma homogénea respecto a otras similares. Es importante que la guía resalte las características de las aves que las diferencian de otras especies, que cuente con mapas claros de distribución, que tenga descripción de hábitat y que muestre el status de cada especie en la Península Ibérica.



También es fundamental llevar al campo un cuaderno. En este cuaderno de campo, que se recomienda sea de bolsillo, apuntaremos: el día de la observación, el lugar donde realizamos la observación, el nombre común o científico del ave y la cantidad de aves vistas. Si tenemos dudas con la identificación podemos realizar un dibujo esquemático resaltando los detalles de la anatomía del ave o describir de forma concreta y precisa aquellas características que nos ayuden más tarde a identificar el ave.

Ya por último decir que la vestimenta del observador no sea demasiado llamativa, y lo más importante, que su comportamiento sea lo más discreto y silencioso posible y sobre todo que tenga una conducta ética tanto con las aves como con sus hábitats. Un buen comportamiento hace que el observador de aves se convierta en un embajador de la conservación.

 
CONOCER PARA CONSERVAR
16/02/2016

Una de las charlas impartidas en el colegio Conmeniño.

Con el lema “Conocer para Conservar”, un año más el concello de O Grove junto con SEO-Pontevedra han ofertado entre sus actividades de naturaleza, un programa educativo dirigido a escolares grovenses.

En esta propuesta en la que han participado más de 100 niños y profesores de los distintos colegios Mecos, se les ha dado a conocer los valores naturales de nuestra localidad y de su reciente creada Reserva Ornitoloxica.

Nuestro programa de educación ambiental ha incluido una serie de cursillos de iniciación a la ornitología impartidos en los centros escolares por ornitólogos de SEO-Pontevedra y adaptados a la edad de los niños, seguidos de una serie de excursiones por diferentes puntos de la joya de la Reserva: el Complexo Intermareal, por donde los más pequeños armados de prismáticos, guías de aves y telescopios han descubriendo las aves que invernan en su municipio.

Alumnos del colegio Rosalía de Castro, visitando el Complexo Intermareal.

Con estas actividades  y mediante el disfrute de las aves tratamos de fomentar entre los niños de O Grove el conocimiento y el amor por la naturaleza.

“Conocer para Conservar”

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Añadir a: Yahoo Añadir a: Google Añadir a: Facebook Añadir a: Twitter
Castellano
Galego
English