Visítanos en FACEBOOK
 
Últimas Noticias
 
Noticias
LOS NIÑOS DEL COUREL Y LAS AVES DE O GROVE
Friday, 17 June 2016 15:33

Esta semana desde Folgoso do Courel (Lugo), los alumnos del colegio Uxío Novoneyra se acercaron al Grove para conocer las aves de su Reserva Ornitolóxica.

Los niños de diferentes edades fueron recibidos en el Concello, donde los ornitólogos de SEO-Pontevedra, le impartieron una charla a cerca de las aves de la Reserva y de los ecosistemas que ocupan.

Finalizada la teoría, a cada pequeño se le entregó una guía de aves y unos prismáticos y con entusiasmo y guiados por los ornitólogos salieron al campo a poner en práctica lo aprendido.

La excursión empezó en la duna y playa de Mexilloeira donde pudieron apreciar el valor de las plantas dunares, el papel fundamental que juegan las algas varadas en la orilla para el ecosistema litoral o ver incluso alguna joya endémica de la costa arenosa gallega como la “Vulnerable” Allyssum gallaecicum.

Armados con su material óptico recorrieron también el entorno de la laguna de Bodeira, aprendiendo a reconocer el canto de los pajarillos de la foresta y de las aves acuáticas lacustres, así como a identificar su interesante vegetación palustre.

Para finalizar la jornada y aunque el tiempo no acompañó, los niños fueron llevados hasta la playa de A Lanzada con la intención de conocer otra maravilla costera amenazada en Galicia, el chorlitejo patinegro, sus polluelos y las medidas de conservación que se están adoptando.

Los pequeños lo pasaron estupendamente y desde O Grove se llevaron a la Galicia más interior, no sólo pegatinas, revistas infantiles de SEO/BirdLife o folletos de aves del Proyecto Pio, sino también la semilla de la curiosidad por la naturaleza en general y por las aves en particular.



 

 
SE OYE PERO NO SE VE, ¿QUE ES?
Sunday, 05 June 2016 14:38

Cuando paseamos por el istmo de A Lanzada en primavera o verano, es habitual oír una sucesión de trinos melodiosos, encadenados y repetitivos sin pausa entre ellos, que proceden de lo alto del cielo, pero que casi resulta imposible saber quien emite ese canto.

Es la alondra común (Alauda arvensis), la que canta. Ave familiar y discreta de color pardusco, hábitos terrestres y cuya melodía emitida en vuelos altos ha sido motivo de atención e inspiración de poetas de todos los tiempos.

¿Quién puede decirme donde canta la alondra? La alondra vive en el cielo y es el único pájaro del cielo que canta hasta nosotros. Jules Renard

La alondra en el aire ha muerto no sabiendo como se cae. Lucien Wolff.

La alondra lleva al cielo las alegrías de la tierra. Michelet.

La alondra asciende cantando desde el suelo casi verticalmente describiendo círculos y se mantiene en el aire hasta 100 m de altura, emitiendo su trino cernida durante varios minutos, para progresivamente perder altitud y tras parar el canto se deja caer de forma repentina al mismo punto del que salió.

A pesar de su afición por lo alto, la alondra es un pájaro terrestre que gusta de zonas abiertas y desarboladas, como áreas agrarias y llanuras, tanto de vegetación natural como de cultivo. En la península Ibérica se distribuye de forma continua por la mitad norte peninsular, siendo más escasa en la mitad sur. Sus hábitats preferidos son los páramos, pastizales, cultivos de cereal, saladares y formaciones de matorral bajo.

En Galicia se distribuye por todo el territorio y en nuestra comarca las alondras comunes también se localizan en zonas abiertas con grandes campos y dunas poco vegetadas, como los campos que acceden a la zona de Con Negro y la duna del istmo de A Lanzada, compartiendo hábitat con lavanderas boyeras, buitrones, chorlitejos patinegros etc.

En estos espacios Mecos por ser suelos secos y con cobertura vegetal de hasta 50%, las alondras nidifican en pequeñas depresiones del suelo, siendo las parejas reproductoras entre 10 y 15. Si ambos miembros de la pareja sobreviven a los meses invernales continúan juntos la siguiente primavera y pueden llegar a formar pareja de por vida.

En invierno la población de alondras se incrementa porque recibimos individuos procedentes de diversos países del norte y oeste de Europa que huyen de la escasez de alimento y de las duras condiciones climáticas. Estas alondras invernantes suelen agruparse en grandes bandos que se asientan en las zonas más favorables de O Grove y áreas circundantes, llegando su número a 100 aves en enero.

A pesar de ser un ave bien extendida en Galicia sufre un continuo descenso, debido a ello este año la Sociedade Galega de Ornitoloxía, para llamar la atención sobre este declive, ha nombrado a la alondra común “Ave do Ano 2016”.

Ilustración y diseño: Encarna González "niño".

En líneas generales los principales problemas de conservación a los que se enfrentan las alondras son el abandono de la actividad agraria, la reforestación de terrenos agrícolas con eucaliptos y pinos, la pérdida de extensiones de brezales y matorral bajo, la intensificación agraria, los cambios en la estructura y fenología de los cultivos, el uso de pesticidas etc.

La alondra común es un excelente indicador del estado de conservación de los paisajes tradicionales y hábitats abiertos, indispensables para la supervivencia de nuestra biodiverdidad, por eso en los paseos por el istmo de A Lanzada, queremos seguir disfrutando de ese canto que procede de alguna zona alta del cielo, de esa misteriosa melodía emitida por un pajarillo que se oye pero que no se ve.

 
VENCEJOS, AVIONES Y GOLONDRINAS
Tuesday, 17 May 2016 09:46

Vencejo común (Apus apus).  Avión común (Delichon urbicum).  Golondrina común (Hirundo rustica).  Ilustraciones de Encarna González "niño".

 

Tras recorrer miles de kilómetros desde sus lugares de invernada en África ya están entre nosotros las especies de aviones, golondrinas y vencejos que se reproducen en la península Ibérica. Estas aves tan cercanas al ser humano forman parte de nuestro patrimonio natural y del acervo cultural e histórico de nuestros pueblos y ciudades. Son especies protegidas a nivel nacional y europeo -al igual que sus pollos, nidos y huevos- que se han adaptado perfectamente a convivir con las personas, aprovechando en muchos casos las ventajas que esto les supone.

 

#AquíGolondrinas: Nidos protegidos por ley

A pesar de esta cercanía, lamentablemente se producen a veces destrucciones de nidos o de colonias enteras. Por ello, SEO/BirdLife lanza la campaña #AquíGolondrinas para denunciar a quienes los dañan, y apelar a las Administraciones a que se aseguren del correcto cumplimiento de la ley, velando por la protección de estas aves.

No en vano, la destrucción de sus nidos, las molestias a los mismos o dañar a estas aves podría ser considerado un delito por la leyes estatales, ya que se trata de especies protegidas. La retirada de nidos está prohibida. Únicamente se podrán conceder autorizaciones excepcionales cuando exista un riesgo demostrable para la seguridad o la salud de las personas, y siempre que no exista otra solución satisfactoria. Esta autorización excepcional solo podrá ser emitida por las comunidades autónomas, para su ejecución fuera del periodo de cría, que dependiendo de las diferentes especies y de la provincia podría variar de marzo a septiembre.

Por ello,SEO/BirdLife solicita de nuevo la colaboración ciudadana para evitar estos atentados contra nuestro patrimonio. Cualquier persona que observe casos de destrucción de nidos, molestias en las colonias o detecte que no se cumple con los requisitos exigidos por la legislación, debería denunciarlos ante las autoridades y ponerlo en conocimiento de SEO/BirdLife.

Reconciliar patrimonio natural y cultural

Es necesario que al planificar los trabajos de rehabilitación de edificios y monumentos históricos, los responsables se aseguren de respetar las épocas de reproducción y crianza de las especies protegidas que habitan en los inmuebles. De esta manera, se estará asegurando que se compatibiliza a la conservación del patrimonio cultural pero también del patrimonio natural de pueblos y ciudades, a la vez que se cumple la legislación. Para ello es necesario que antes de cualquier actuación se supervise si existen especies protegidas en los edificios y se planifiquen las obras con antelación, de manera que no se afecte a estas especies, garantizando que los trabajos se realizan durante el largo periodo del año en que estas aves no están.

La conservación del patrimonio natural es una obligación y su disfrute un derecho, al igual que ocurre con el patrimonio cultural. Las leyes amparan la conservación de ambos patrimonios por igual.

Beneficios para la sociedad

Como aves cercanas al ser humano, su presencia es un indicador de la buena calidad ambiental de nuestros pueblos y ciudades. Donde hay vencejos, golondrinas y aviones, el entorno es más saludable para las personas. Se trata de animales muy beneficiosos, que ingieren una gran cantidad de insectos voladores. Por ejemplo, una golondrina, cuya dieta se basa principalmente en moscas, mosquitos, hormigas voladoras, avispas, chinches y pequeños escarabajos, puede consumir unos 60 insectos a la hora (unos 850 insectos diarios), lo que representa unos 150 gramos de insectos al día por golondrina; esto supone unos 55 kilos de insectos consumidos por cada golondrina al año, o lo que es lo mismo, 310.250 moscas-mosquitos anuales.

En caso de conflicto a causa de posibles molestias derivadas de las deposiciones de las aves, existen soluciones satisfactorias que evitarían situaciones conflictivas con los vecinos. La colocación de bandejas o plataformas bajo los nidos de aviones o golondrinas se usa de manera frecuente para este fin con resultados óptimos.

Aves en declive

En los últimos años las poblaciones de estas especies han sufrido un importante declive, por lo que resulta más importante que nunca proteger sus lugares de nidificación. Este declive está causado principalmente por la pérdida de lugares adecuados para anidar –el diseño de los edificios modernos, que carecen de lugares adecuados para nidificar, ha repercutido de forma muy negativa-, y por el uso masivo de plaguicidas, que ha supuesto la reducción de sus fuentes de alimentación: los insectos.

Además, en las rehabilitaciones de los edificios históricos o monumentos muchas veces no se tienen en cuenta criterios adecuados para que estas aves cuenten con lugares de nidificación o para conservar los nidos existentes. También se producen molestias, expolios y mortalidad por derribo de los nidos. Otro problema asociado para aviones y golondrinas es la escasez de material para la construcción de sus nidos en zonas urbanas por la usencia de barrizales.

Enlaces de interés:

-http://www.seo.org/2015/06/01/seobirdlife-recuerda-que-es-ilegal-destruir-nidos-de-golondrinas-aviones-o-vencejos/

-http://www.falciotnegre.com/index.php?lang=es

-http://www.swift-conservation.org/

https://www.facebook.com/Proyecto-Avin-515088728659368/

 

 
PRIMEROS NIDOS DE CHORLITEJO PATINEGRO
Thursday, 05 May 2016 15:11

Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus). Ilustración: Encarna González "niño".

Como ya se ha comentado en años anteriores el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), es una pequeña limícola que nidifica en la arena de las playas.

En España se extiende por el litoral Mediterráneo, el Atlántico andaluz y humedales salobres interiores. En el norte peninsular ya se ha extinguido salvo en Galicia, donde todavía tenemos el privilegio de contar con este ser adorable en nuestras playas, por eso está considerado como especie amenazada y está protegida por la legislación.

En el Salnés los chorlitejos ya han instalado los dos primeros nidos en la arena de una de las playas de O Grove, y  ya están custodiados con vigilancia, con su jaulón reglamentario y el balizado perimetral que los circunda.

Además desde hace semanas tanto el Concello de O Grove como el  Servicio de Conservación da Naturaleza de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta, han colocado en todos los accesos a los arenales paneles informativos explicando su problemática y carteles de prohibición de perros.

Ahora sólo queda cumplir la ley por parte de los usuarios de la playa esto es, respetar los balizados y no llevar perros al arenal.

Los perros no sólo causan estrés en los adultos de chorlitejo (lo que puede producir un abandono de nidos), sino que se convierten en depredadores de pollitos, ya que nada más nacer, los polluelos corretean por la arena en busca de alimento y como no pueden volar hasta la cuarta semana de vida, corren el peligro de ser depredados por los canes.

Por eso para ayudar a proteger al chorlitejo patinegro sólo hay que cumplir la ley: ¡No lleves perros a la playa!



 

 
MINGOS, EL FLAMENCO DE LA ENSENADA
Saturday, 16 April 2016 15:33

Flamenco común (Phoenicopteros roseus). Ilustración de Encarna González "niño".

Durante todo el invierno y hasta hoy permanece en la ensenada do Bao, O Grove, un ejemplar juvenil de flamenco común (Phoenicopteros roseus).

El flamenco es una de las aves más esbeltas y elegantes, y en él todas son curiosidades.

Lo que más llama la atención de la anatomía de los flamencos adultos es el color salmón o rosado. Es un espectáculo inolvidable contemplar las bandadas de flamencos volando y formando una nube escarla.

De ahí viene el conocido mito del Ave Fénix. Ya los egipcios consideraban al flamenco como un animal fabuloso capaz de arder cada día para resurgir al siguiente de sus propias cenizas, mito que tuvo continuidad en la antigua Grecia donde fue denominado Phoenicopterus, palabra que fue adoptada más tarde por los zoólogos para designarlos.


Otra curiosidad es su nombre vulgar, ya sea gallego, castellano, catalán, vasco, francés, italiano, portugués o inglés, todos llevan el calificativo flamenco, que le viene de su costumbre de “zapatear” en el agua.

Los flamencos son aves muy altas, que pueden llegar a medir hasta un metro y medio. Su patas y cuello larguísimos les capacitan para explotar las zonas profundas de las lagunas, donde no pueden hacerles competencia otras aves como las limícolas.

Otro rasgo sorprendente es su extraño pico, con una pronunciada curvatura hacia abajo perfectamente adaptado para hurgar en el barro y dotado de unas laminillas internas para retener las sustancias alimenticias al filtrar el agua. Para alimentarse colocan su cabeza entre las patas y remueven con estas “zapateando” el fondo, con objeto de que la materia orgánica en suspensión entre en su pico, mientras que el agua es expulsada con la lengua. Los flamencos se alimentan de la materia orgánica del limo: pequeños moluscos, crustáceos, larvas, insectos y algas. Cabe destacar que los tonos rojizos que caracterizan su plumaje, que tienen una importancia fundamental durante el período reproductor, proceden de pigmentos carotinoides que se encuentran en algunos de los microorganismos que componen su dieta.

Los pies están unidos por una membrana que les impide hundirse en el cieno pero que les permite nadar con destreza.


Su distribución en la Península Ibérica está asociada a humedales de grandes extensiones y de aguas poco profundas, salinas o salobres —ya sean costeros o del interior— del litoral mediterráneo (incluidas las Baleares), Andalucía y Castilla-La Mancha.

Destaca la laguna malagueña de Fuente de Piedra, donde se asienta la principal colonia de cría de España y una de las más
importantes de todo el Mediterráneo,
acogiendo más de la mitad de las parejas reproductoras del país.


Si su reparto en España se limita a Andalucia, Catilla La Mancha y Litoral mediterráneo, ¿que hace un flamenco en en la ensenada de O Bao, dentro de la Reserva Ornitolóxica de O Grove?

Pues tras el periodo de reproducción de los flamencos, gran parte de los individuos jóvenes se dispersan por distintos humedales ibéricos, pero algunos se alejan de su área de distribución, llegando incluso a nuestra comunidad.

Este flamenco no ha sido el único ejemplar en llegar a Galicia, ya que a finales del verano de 2015 se vieron otros tres individuos juveniles repartidos por nuestros humedales costeros. Estos han estado poco tiempo aquí, solo “Mingos”, nombre que le han puesto los ornitólogos, permanece con nosotros desde el 29 de agosto.

Para alimentarse, Mingos, que todavía tiene colores pardo-grisáceos propios de su joven edad, suele frecuentar la marisma de O Bao, entre Tourís y os Leiros y cuando la marea sube se va a descansar a estos islotes, asociándose a los bandos de espátulas

A día de hoy todavía podemos disfrutar del flamenco ya que sigue en la ensenada de O Bao. Ahora sólo deseamos que esta ave tan peculiar y que nos ha deleitado durante tantos meses, encuentre su destino.

 
<< Start < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Next > End >>

Page 1 of 13
Añadir a: Yahoo Añadir a: Google Añadir a: Facebook Añadir a: Twitter
Castellano
Galego
English